Colonos israelíes atacaron a una familia palestina mientras araba y pastoreaban sus ovejas en sus tierras familiares, situadas al este de Hebrón, en el sur de Cisjordania.

Según uno de los miembros de la familia, Rashed Al-Tamimi, los colonos procedían del cercano asentamiento israelí de Havat Gal, construido ilegalmente hace doce años en tierras palestinas, y asaltaron su granja y su huerto, al tiempo que golpeaban a los miembros de su familia.

Añadió que los colonos los golpearon y los atacaron con gas pimienta, lo que provocó que varios miembros sufrieran cortes, contusiones y asfixia.

Fueron trasladados al hospital de Hebrón para recibir tratamiento médico, informó Wafa.

Los ataques de los colonos a las propiedades palestinas han aumentado en los últimos años, y las Fuerzas de Ocupación protegen a los atacantes y detienen a los palestinos que intentan proteger sus tierras.

Unos 800 colonos israelíes viven en cinco asentamientos ilegales israelíes alrededor de Hebrón, además de los 7.600 que viven en Kiryat Arba, situada en el centro de la ciudad palestina ocupada.

Varios medios de comunicación israelíes e informes de grupos de derechos han revelado que funcionarios del gobierno israelí fomentan las actividades antipalestinas que los colonos llevan a cabo en los Territorios Ocupados.