El Ministerio de Salud palestino anunció que la muerte del joven de 17 años Mahdi Muhammad Hashash, como resultado de haber sido gravemente herido por los disparos de las fuerzas de ocupación israelíes durante su incursión militar en la ciudad de Nablus.

A su vez la Media Luna Roja Palestina dijo que un joven palestino fue disparado por las fuerzas de ocupación en el abdomen y el pie en el campo de refugiados de Balata, al este de Nablus. Fue trasladado al hospital, y sus heridas fueron descritas como graves, por lo que se anunció su muerte poco después de su llegada al Hospital Rafidia.

Añadió que tres palestinos resultaron heridos por balas de goma y otros 57 se asfixiaron con gas como consecuencia de los disparos de las fuerzas de ocupación con balas reales y gas venenoso contra ciudadanos palestinos durante el asalto a la Tumba de José y a los alrededores del campo de Balata.

En este asalto a la tumba de José participaron miembros extremistas de la Knesset de los partidos “Sionismo Religioso” y “Poder Judío”, así como varios rabinos y dirigentes de colonos.

Fuentes locales dijeron que el asalto se llevó a cabo con vehículos militares bajo alta protección de las fuerzas israelíes, y que no se utilizaron los autobuses habituales.