Las fuerzas de ocupación israelíes denegaron el acceso a los propietarios palestinos a sus propias tierras, que actualmente corren peligro de confiscación israelí en la ciudad de Deir Istiya, en la provincia ocupada cisjordana de Salfit, según fuentes locales.

Nazmi Salman, un activista palestino local, dijo que el ejército de ocupación israelí negó el acceso a las tierras a decenas de palestinos, junto con activistas de solidaridad, que se reunieron después de la oración del viernes en protesta por los planes israelíes de apoderarse de sus tierras.

Durante la concentración, residentes y activistas contra la ocupación levantaron pancartas en las que denunciaban los crímenes de la ocupación israelí, la política israelí de apropiación de tierras y el establecimiento de puestos de avanzada coloniales.

Hicieron hincapié en la necesidad de ampliar la resistencia no violenta a los asentamientos israelíes y a los planes israelíes encaminados a apoderarse de más tierras de la aldea en favor de la expansión de los asentamientos.