Fuentes locales palestinas informaron de que las tropas israelíes irrumpieron en la aldea de Al-Zuwadain de Hebrón e irrumpieron en las casas de los palestinos Hassan Al-Basatia y Abdelkarim Al-Basatia, registrándolas y destrozando su contenido.

Las fuerzas israelíes amenazaron con detenerlos si llegaban a sus tierras en la localidad de Al-Shumara, que la ocupación israelí planea confiscar.

Al suroeste, los israelíes asaltaron la casa del palestino Ahmed Al-Masala en la localidad de Dura y destrozaron su contenido.

A diario, las tropas israelíes irrumpen en las ciudades y pueblos palestinos de Cisjordania y Jerusalén ocupadas, deteniendo, matando e hiriendo a los ciudadanos que allí se encuentran.

Sólo el pasado mes de mayo, las IOF detuvieron a 430 ciudadanos palestinos, entre ellos 52 niños y 11 mujeres, en toda la Palestina ocupada.