Colonos israelíes persiguieron a unos pastores palestinos cuando su ganado estaba pastando, al este de Khallet Makhoul, en las tierras bajas del norte de la Cisjordania ocupada.

“Colonos de los puestos de avanzada de los asentamientos, acompañados de perros salvajes, persiguieron a pastores palestinos mientras apacentaban su ganado en los pastos extendidos al este de Makhoul”, declaró Aref Daraghmeh, activista de los derechos humanos en el valle del Jordán.

A menudo, los israelíes en el norte del Valle del Jordán restringen el ganado de los agricultores palestinos para que no pasten en los pastos abiertos mientras están protegidos por los soldados de ocupación israelíes.

Los soldados israelíes siempre obligan a los pastores palestinos a abandonar sus campos, lo que limita los pastos.