Las fuerzas de ocupación israelíes reprimieron una manifestación contra la incautación de tierras palestinas por parte de Israel en la localidad de Bani Naim, al este de la ciudad de Hebrón, en el sur de la Cisjordania ocupada.

Las fuerzas israelíes golpearon y agredieron a los manifestantes, entre los que se encontraban activistas contra los asentamientos, los atacaron con granadas de aturdimiento y botes de gas lacrimógeno, y los obligaron a abandonar la zona.

Las fuerzas también atacaron a los periodistas que se encontraban en el lugar y les impidieron hacer su trabajo con el pretexto de que la zona es una zona militar cerrada.

La propiedad del terreno objeto de la incautación abarca una superficie de más de 40 dunums y pertenece a la familia al-Manasra.

Los colonos del asentamiento de Bni Hefer, construido ilegalmente en tierras palestinas al este de Hebrón, han vallado recientemente una parcela y han colocado una caravana en las tierras amenazadas de incautación como preludio a la toma de posesión de las mismas.

Fuente: WAFA