El llamado Comité de Planificación Local y Construcción de Israel aprobó nuevos planes de asentamiento, al norte de Jerusalén ocupado.

Los nuevos planes constan de la construcción de cientos de edificios públicos y comerciales, además de modificar la infraestructura de diferentes zonas de Jerusalén, como Shufat, Beit Hanina y Beit Safafa.

Dentro del plan recién revelado, los asentamientos israelíes de Kiryat Menachem, Nabi Yaqoub, Ramot, Ramat Shlomo y Pisgat Zeev se ampliarán con 189 nuevos puestos de avanzada en 2023 y 2024.

La aplicación del plan tiene como objetivo aislar las ciudades y pueblos palestinos y asfixiar a los palestinos en su interior. De este modo, se separa Jerusalén de Cisjordania.

Los palestinos que viven junto a los asentamientos israelíes en Jerusalén sufren condiciones difíciles, ya que Israel controla su entrada desde y hacia sus pueblos y comunidades.

Fuente: Days of Palestine