Los jefes de las iglesias de Jerusalén condenaron a los colonos israelíes por haber asaltado el hotel Little Petra, lugar de descanso de los peregrinos cristianos desde hace décadas, en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Una delegación de jefes de iglesias de Jerusalén, diplomáticos extranjeros y personalidades islámicas y cristianas, afirmaron durante una visita al hotel su apoyo a la dirección y los empleados del mismo, denunciando el asalto de los colonos al hotel bajo la protección de la policía de ocupación.

El sábado pasado por la noche, unos individuos de Ateret Cohanim irrumpieron en el hotel Little Petra, así como en una tienda de cambio de moneda propiedad del Patriarcado y alquilada por un palestino de Jerusalén en la entrada del hotel.

El Secretario General del Comité Islámico Cristiano de apoyo a Jerusalén y a los lugares santos, Hatem Abdel Qader, dijo que esta visita es un acto de solidaridad con los hoteles Petra e Imperial, que pertenecen al Patriarcado Ortodoxo Griego de Jerusalén, y destacó la importancia de dos lugares que sirven de puerta de entrada a la Ciudad Vieja de Jerusalén y a los lugares santos cristianos.

El Comité Presidencial Superior de Asuntos de las Iglesias en Palestina denunció las continuas gamberradas de los colonos que amenazan la presencia cristiana y eclesiástica en Jerusalén.

El presidente del Comité Presidencial Superior de Asuntos de las Iglesias, Ramzi Khoury, hizo un llamado a la comunidad internacional, a las Naciones Unidas, a las instituciones internacionales y al mundo árabe, islámico y cristiano para que intervengan inmediatamente para detener este ataque de los colonos, que da al conflicto palestino-israelí causas religiosas, lo que conduce a una grave escalada.

Pidió que se protejan los lugares y bienes sagrados islámicos y cristianos, especialmente en Jerusalén.

Fuente: Days of Palestine