El primer ministro del gobierno israelí, Benjamín Netanyahu, decidió legalizar el puesto de avanzada del asentamiento israelí “Avitar”, construido en tierras palestinas en la localidad de Beita, al sur de Nablús, y no evacuarlo.

El Canal 13 israelí dijo que Netanyahu estuvo, durante todo el último periodo, entre dos opciones, o bien satisfacer a los colonos israelíes y a sus representantes en el gobierno, o bien responder a la presión de la administración estadounidense para evacuar este puesto de avanzada. Ahora, Netanyahu ha decidido conceder la licencia al puesto avanzado, tal y como desean sus aliados en el gobierno.

Ayer, los colonos israelíes marcharon hacia el puesto de avanzada “Avitar”. El canal confirmó que Netanyahu estaba al corriente de antemano, y que el ejército de ocupación había recibido instrucciones de hacer caso omiso de la marcha.

En los dos últimos días se han establecido en Cisjordania siete puestos avanzados de asentamientos ilegales israelíes con el conocimiento de los dirigentes políticos israelíes.

El primer ministro Benjamin Netanyahu anunció hace dos días la aprobación de la construcción de 1.000 viviendas adicionales en el asentamiento de Eli, que se remitirá al Consejo Superior de Planificación de la Administración Civil para su aprobación la próxima semana.

La nueva coalición gubernamental israelí de extrema derecha sigue adelante con sus planes de establecer y ampliar unidades de asentamiento en tierras palestinas de Cisjordania ocupada y Jerusalén.

La semana pasada, la ocupación israelí informó a la administración estadounidense de su intención de anunciar la aprobación de la construcción de al menos 4.000 unidades de asentamientos ilegales en toda Cisjordania ocupada.

Más de 650.000 colonos israelíes viven actualmente en 164 asentamientos ilegales y 124 puestos avanzados construidos en las tierras palestinas robadas de Cisjordania y Jerusalén ocupadas.