Fundado en 2017, Nol Collective es un grupo feminista comunitario y una casa de moda que se abastece de ropa y accesorios de colectivos y marcas dirigidas por mujeres en toda Palestina.

Nöl Collective saltó a la fama con el atrevido eslogan “Not your habibti” (“No es tu habibti”) estampado en la ropa en protesta por el acoso callejero al que se enfrentan las mujeres. La diseñadora fundadora, Yasmeen Mjalli, acuñó la frase después de ver ropa de calle en la que se leía “Not your baby” (No es tu bebé), sustituyendo un término árabe de afecto para las mujeres en reconocimiento de sus raíces palestinas, y en desafío al abuso verbal no deseado que afecta a las mujeres de todos los orígenes.

A partir de ahí, Mjalli convirtió Nöl Collective en un colectivo de moda de boutique contextualizado por un marco político y feminista. Sus prendas y tejidos se producen en un lugar muy concreto, en parte debido a los problemas logísticos relacionados con la ocupación, y se obtienen de cooperativas dirigidas por mujeres, artesanos y empresas familiares de toda Palestina.

Las prendas de vestir diseñadas en Gaza, tienen que enviarse a Ramallah, ciudad de Cisjordania en Palestina. Separados por el muro de Apartheid, los controles de seguridad y las disputas territoriales, los equipos nunca se reúnen, pero aún así encuentran la manera de crear prendas juntos.

El Colectivo Nöl pretende educar a sus consumidores sobre las prácticas textiles tradicionales palestinas, enumerando en su sitio web la historia del tejido de algunas prendas y el origen de otras. Algunas prendas están catalogadas como ediciones limitadas o únicas, confeccionadas con telas que no se pueden reproducir.

El uso de tejidos sobrantes de grandes marcas y la evitación de la sobreproducción también han permitido a Nöl Collective reducir su huella de carbono. La industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo, justo detrás de la producción de petróleo, y el reciclaje de tejidos es una forma de incorporar la responsabilidad medioambiental a la producción de ropa.

La marca se llamaba originalmente “BabyFist”, pero cambió su nombre en septiembre de 2020. Mjalli eligió nöl, la palabra árabe que significa telar, para representar al colectivo porque representa la moda lenta, así como el proceso colectivo necesario para fabricar cada prenda.

Nöl Collective realiza envíos a todo el mundo, aunque los artículos pueden retrasarse debido a los problemas de exportación relacionados con la ocupación, y Covid-19. Tienen dos locales, su tienda original en Ramallah y otra en el mercado Hilweh de Yaffa.