Un hombre palestino fue asesinado a tiros el miércoles por la mañana por las fuerzas de ocupación israelíes a la entrada del pueblo de Beit Ur, al oeste de la ciudad ocupada de Cisjordania, Ramallah.

El Ministerio de Sanidad palestino confirmó que el palestino Habbas Abdul Hafeez Rayan, de 54 años y residente en la localidad de Beit Duqqu, fue asesinado a tiros por las fuerzas de ocupación israelíes esta mañana cerca de un puesto de control militar situado a la entrada de la ciudad de Beit Ur, cerca del asentamiento ilegal de Modi’in, por haber intentado supuestamente llevar a cabo una operación de embestida y apuñalamiento contra los soldados que custodiaban el puesto de control.

Al parecer, es el padre de Qusai Rayan, un palestino detenido en prisiones israelíes.

El mes pasado, las fuerzas de ocupación israelíes mataron al menos a 29 palestinos en Cisjordania, lo que convierte a octubre en el mes más mortífero hasta la fecha en lo que, según la oficina humanitaria de las Naciones Unidas, va camino de ser el “año más mortífero” desde que empezó a contar las víctimas mortales en los territorios palestinos ocupados en 2005, ya que las fuerzas israelíes y los colonos han matado a 131 palestinos en Cisjordania en 2022.